BOMBEO SOLAR

El bombeo solar directo se ha convertido en uno de los sistemas de irrigación más extendidos por toda la península gracias al uso de paneles solares fotovoltaicos. Destaca, sobre todo, por sus múltiples ventajas tanto económicas como ambientales , que le permiten posicionarse como un elemento fundamental en la lucha contra el cambio climático y ahorro económica en el sector agrícola.

Ventajas bombeo solar

  • Ahorro económico en energía eléctrica o en combustible. 
    •  Se eliminan los costes fijos de potencia contratada, para el caso de la energía procedente de la red eléctrica, y de mantenimiento, para el caso en el que la energía provenga de un generador eléctrico. 
  • Cero emisiones de gases de efecto de invernadero. 
    • Al tratarse de energía ecológica 100% renovable que no produce ningún tipo de residuo. 
  • Alta eficiencia. 
    • Gracias a la utilización de una tecnología innovadora junto con un sistema de gran eficiencia que permite mantener, de manera constante, la extracción de agua, adaptándose al recurso solar. 
  • Los periodos de máxima demanda de agua (normalmente verano) coinciden con los periodos de máximo rendimiento del sistema. 
    • Aumentan las horas junto con la cantidad de radiación solar que captan los paneles solares fotovoltaicos. 

Componentes

  • Estructura y paneles solares: encargados de recibir la energía procedente del sol y transformarla en electricidad.
  • Bomba de agua: extrae e impulsa el agua para diversos fines utilizando energía solar exclusivamente.
  • Controlador: gestiona la energía procedente de los paneles solares.
  • Depósito: almacena agua para las horas más demandadas.

Ventajas bombeo solar

  • Riego. 
  • Suministro de agua comunitario. 
  • Piscicultura. 
  • Agricultura. 

Funcionamiento

El bombeo solar es un sistema que permite la extracción de agua de acuíferos y pozos a través del uso de la energía solar fotovoltaica. Esto ocurre gracias a la instalación de paneles solares en cualquier industria o empresa dedica al sector agrícola que quiera ahorrar en su factura eléctrica y reducir los costes de explotación.  

Los módulos fotovoltaicos se encargan de captar los rayos de luz solar que, posteriormente, pasan a un controlador encargado de gestionar la energía producida y transmitirla a la bomba. 

Una vez transmitida esta energía a la bomba, ésta, impulsa el agua hacia un depósito o una superficie donde el agua podrá ser empleada para riego, goteo, entre otros usos. 

Formulario de contacto