INVERNADEROS

La generación de energía solar fotovoltaica en invernaderos es una de las soluciones más rentables para la producción agrícola. Además de reducir la huella de carbono y el impacto sobre el medio ambiente, los costes en electricidad se reducen al mínimo. Las múltiples ventajas del autoconsumo solar le permiten posicionarse como un elemento clave en la lucha contra el cambio climático y el ahorro económico en el sector agrícola.

Ventajas 

  • Ahorro económico en energía eléctrica o en combustible.
    • Se eliminan los costes fijos de potencia contratada, para el caso de la energía procedente de la red eléctrica, y de mantenimiento, para el caso en el que la energía provenga de un generador eléctrico.
    • Se genera energía ecológica 100% renovable, sin emisiones de gases nocivos y que no produce ningún tipo de residuo.
    • Desde el abastecimiento del invernadero, hasta una mayor generación energética para necesidades de procesado y transporte.
  • Beneficios para la producción.
    • Los últimos avances tecnológicos en módulos solares, con áreas traslucidas, permiten controlar el nivel de luz y de radiación ultravioleta que llega a los cultivos.
  • Instalación sin afectar a la producción.
    • Los módulos fotovoltaicos se instalarán en la cubierta del invernadero, sin afectar a la disposición ni al funcionamiento corriente de los cultivos.
    • No es necesario cubrir toda la cubierta del invernadero con módulos solares. El número de módulos se determinará tras un estudio previo según las necesidades de cada instalación.
  • Producción de agua limpia por condensación (hasta 6 mil litros diarios).
    • Sistema autónomo de producción de agua a partir de la humedad del aire dentro del invernadero.
    • Sin instalación ni consumo, abastecido sólo con la electricidad generada por los módulos fotovoltaicos.

Componentes

  • Estructura y paneles solares: encargados de recibir la energía procedente del sol y transformarla en electricidad.
  • Controlador: gestiona la energía procedente de los paneles solares.
  • Generador atmosférico de agua: Un sistema de ciclo termodinámico con refrigeración mecánica y filtrado del agua.
  • Depósito: almacena el agua filtrada y mineralizada.

Funcionamiento

  • Las células fotovoltaicas de los módulos transforman los rayos de luz solar en carga eléctrica que, posteriormente, pasa a un controlador encargado de gestionar la energía producida.
  • La electricidad producida abastecerá a todos los aparatos eléctricos enchufados a la red, incluido el generador atmosférico de agua. Si la energía producida no es suficiente para activar todos los aparatos enchufados, tomará electricidad de la red general. Por otro lado, si la energía producida supera a la utilizada, se podrá canalizar la energía sobrante a la red general, con una bonificación en la factura.
  • Los módulos fotovoltaicos proporcionan energía limpia y gratuita a sistemas eléctricos de todo tipo (iluminación, climatización, maquinaria, equipos informáticos, etc.) así como a cualquier tipo de vehículo eléctrico que se recargue en la instalación.

Formulario de contacto