Installation of self-consumption

ISE finaliza el proyecto de marquesinas fotovoltaicas en el aparcamiento de Aqualand Maspalomas

ISE Autoconsumo ha finalizado la instalación de marquesinas fotovoltaicas para Aspro Parks en Aqualand Maspalomas, parque acuático ubicado en Gran Canaria. Este proyecto es un ejemplo de las posibilidades que ofrece la energía fotovoltaica y que van mucho más allá de las habituales instalaciones en cubierta o en suelo.

En la instalación, de 5.700 metros cuadrados, se han delimitado 228 plazas de aparcamiento cubiertas con paneles solares instalados en una sencilla y resistente estructura. Los1.360 módulos ocupan 4.000 metros cuadrados y producirán 605,20 kWdc, convirtiéndose en uno de los mayores parques fotovoltaicos de este tipo en territorio nacional, que evitará la emisión de más de 234 toneladas de CO2 a la atmósfera.

De este modo, el parque acuático generará y consumirá su propia energía limpia, lo que le permitirá avanzar en su camino hacia la sostenibilidad. A través de las marquesinas fotovoltaicas, obtendrá energía limpia estimada en 2.870.000 kWh al año, equivalente al consumo de más de 280 hogares.

“Trabajamos constantemente para introducir soluciones que puedan dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes, sean cuales sean las particularidades de su empresa”, destaca Francisco Javier Fernández del Pino, director general de ISE. “La ventaja de llevar tantos años especializados en energía solar como parte de Grupo Gransolar es lo que nos permite ir un paso por delante en innovación y en adaptación a las nuevas tecnologías”.

Desde Aspro Parks, uno de los mayores operadores de parques y centros de ocio de Europa, se muestran satisfechos con la nueva instalación. “Con este proyecto estamos demostrando que las energías renovables no son el futuro sino el presente, y que reforzamos con cada inversión nuestro compromiso en la modernización de la oferta turística de nuestra isla”, destaca Albert Olivet, director de Aqualand Maspalomas.

Las marquesinas fotovoltaicas son una excelente opción para las empresas interesadas en invertir en energías renovables y, al mismo tiempo, aprovechar un espacio improductivo. Su sencilla instalación y la robustez de las estructuras, preparadas para soportar condiciones climatológicas adversas, hacen que sea una solución cada vez más utilizada, especialmente en áreas que disfrutan de muchas horas de sol.